Otra vez la feria

Padre, ¿Cuándo iremos a la feria?
Padre, a conocer la moza de cabellos rojos que tanto me enamora.
A beber la cerveza fría de Cambell, el anciano. A ver las yeguas y los potros en los establos y poner precio con los tratantes.
Padre, escucharemos los llantos de la gaita de los hermanos Craig y bailaremos alocados con los tambores de sus primos.
Padre, que madre dice que ya estás viejo; que no sonríes. Vayamos a la feria, más pronto que tarde que ya está llegando el otoño y los días se hacen cortos y las noches ya son frías.

—Hijo, iremos a Scarborough cuando hayan parido las marranas. Cuando tu sobrino sane de las fiebres y la sonrisa de tu hermana despierte la mía. Entonces iremos a la feria a que conozcas la moza de cabellos rojos.
Y te imagino bailando aún después de que callen los tambores y las gaitas estén desinfladas pero ahora parte la leña antes de que madre nos suelte un berrido.

3 comentarios sobre “Otra vez la feria

Tu opinión importa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s