En el bosque

Salí al bosque aquella mañana temprano de un día que anunciaba el final del invierno. Iba en busca de un ramillete de luces para ti. Reflejadas sobre las hojas caídas, refractadas invadiendo las microscópicas gotitas de la niebla, todas esas luces parecían bailar al compás de un casi imperceptible movimientos de las ramas. Mil y un colores tímidos trataban de saludarme a mi paso y parecían jugar conmigo escondiéndose cada vez que acercaba la cámara a mi rostro.
Y recogí las luces como otros recogen las flores. Y luego, ya en casa, arreglé unos ramilletes de luces traviesas. Este que puedes ver, es uno. Para ti.

6 comentarios en “En el bosque

  1. ¡Qué hermoso debe ser un ramillete de luces!.
    Hará explosionar la imaginación en mil destellos…
    Nunca lo había imaginado.

    ¡¡¡Y qué luz debe poseer el que lo capta!!!

    Un abrazo Ricard y feliz día

    Me gusta

  2. Muy original paseo al bosque, pero más original y ciertamente hermoso, recoger lo que te impresiona especialmente, las luces; y llevarte un ramillete para adornar los días des un lugar especial.
    Dichosa la persona que recibe el ramillete travieso de las luces, porque una persona encantadora, allá en el bosque, la sacó del anonimato, entre siete mil millones, porque pensó en ella, y en casa la obsequió con las formas y matices de luz entre el camino y los árboles. ¡Una pasada!
    Un abrazo por todo el aprecio de la sensibilidad, que muestras.

    Me gusta

Tu opinión importa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s