Una calle de Sils

En realidad, la fotografía tiene poco de especial. Se trata de la parte baja del pueblo de Sils, donde vivo. Esa parte baja es de las más antiguas y está muy cercana a la estación del ferrocarril. Si saltáramos al otro lado de las vías encontraríamos el núcleo más primigenio, donde hay casas con algunos siglos de historia, rodeando la iglesia, que como solía ocurrir en el pasado, eran los elementos vertebradores alrededor de los cuales nacían los pueblos.
A la fotografía se le ha añadido una interpretación que le ofrezca un sabor centenario. Ayuda que el conjunto urbano tiene ya docenas de décadas, pero la fotografía fue tomada a principios de Abril del pasado año, cuando estábamos en confinamiento municipal. Las flechas de tráfico en el suelo, delatan que estamos en el presente o un presente cercano.
Pero lo que deseo explicar, especialmente para los profanos, es que esta “añadidura” o maquillaje envejecedor, no es un filtro, como se suele suponer. Muchas personas, acostumbradas al uso de aplicaciones fotográficas para teléfonos, que ofrecen filtros fijos, creen que estas cosas se hacen haciendo “clic” en algún lugar y listo. Y además a esta acción, algunos incluso lo llaman “Photoshop”. Obviamente es un error, pero tiene poca importancia. El caso es que el proceso, sin ser nada del otro mundo, es un poquito más elaborado que apretar un clic. Lo describo un poco:
Partimos de una foto tomada con un simple teléfono, pero que está totalmente enfocada y con un contraste muy aceptable. Aceptable, pero que para el propósito de envejecimiento, es lo primero que hay que “estropear”
Para ello, en el editor, duplicamos la capa de base y a esa capa le añadimos un desenfoque gaussiano. Una vez ya tenemos la capa de desenfoque, cogemos la goma de borrar ( a un 25% de fuerza) y borramos las partes que pretendemos queden mas enfocadas. Eso pone al descubierto la capa inferior y de ese modo podemos controlar las partes enfocadas y hasta que punto lo están.
Esto se hace despacio, escogiendo bien y probando acción a acción, volviendo atrás cuando convenga. No se tratas de un plís plás
Bien; ahora le añadiremos “caracter”. Fundimos las capas y al resultado le colocamos encima una capa vacía donde copiaremos una textura (procedente de otra fotografía; en este caso una arpillera con tacas y que además tiene un color paja que ayudará a dar el color sepia final). Controlamos la transparencia de esa nueca capa en relación con la base, controlamos su brillo y contraste y la fundimos con el modo “superponer”
Ya casi está; ahora se trata del controlar el color del conjunto y la textura propia de una película monocroma de las que se usaban en los pasados 50′ del pasado siglo. Aquí si que he usado una acción macro (llámalo filtro si quieres) ofrecida por un plugin para Photoshop, el Silver Efex Pro, de Nik Collection, aunque tambien tienes que manejar multitud de vectores (si quieres).

En fin… esto es lo que hacemos los que no tenemos gato que peinar.

3 comentarios en “Una calle de Sils

  1. Una fotografía auténtica de lo que me imaginé al verla antes de leer.
    Me maravilla la explicación y me encanta y admiro ese arte. No creo que fuera negada para ello, – sobre todo siguiendo estas clases magistrales que tan desinteresadamente compartes- pero de “momento”…tengo perro que peinar😂😂
    Un beso Ricard

    Le gusta a 1 persona

Tu opinión importa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s