Mundo interior, Personal

Lucky man o el hombre afortunado

Seguramente es imposible recordar en que instante de nuestra niñez incorporamos a nuestro vocabulario la palabra suerte y la relacionamos con un concepto que seguramente hemos ido elaborando el resto de nuestra vida. Y seguimos en ello, dudando de si tenemos claro de lo que hablamos, si existe o no existe.

A estas alturas de la película de mi vida y caminando hacia los 72 años de historia quizás me convenga distinguir entre el azar y la suerte. Bueno convenir, convenir… quizás simplemente ofrecerme la capacidad de no confundirlos, si es que no son la misma cosa.
El Azar parece querer dar a entender o ponerle nombre a los acontecimientos que ocurren de forma caprichosa. Decimos: por azar  cayó un rayo en el árbol bajo el que me refugiaba de la tormenta. Y decimos eso porque en aquel olivar eran docenas los olivos.
En cambio hablamos de suerte cuando aquella situación de acontecimientos caprichosos contribuyen a mi felicidad o bienestar. Decimos: tuve la suerte -y en ocasiones usamos el término fortuna- de que aquel rayo no me cayó encima.
Y cuando esos acontecimientos azarosos, se oponen a mi felicidad o bienestar, entonces lo llamamos desgracia. Decimos: tuve la desgracia de que a pesar de tantos olivos, el rayo cató en el mío y me afectó hiriéndome gravemente.
Parece que eso que llamamos suerte en realidad es una especie de apreciación personal que le da un valor en un sentido o su contrario a la situación o resultado de los acontecimientos caprichosos y sus consecuencias. Decimos: me siento afortunado o desgraciado. El rayo, desgraciadamente me cayó encima, pero afortunadamente no me mató
Pero lo que a mi me llama más la atención es como esa valoración que hacemos de las consecuencias de los hechos azarosos siempre nace desde la convicción de que tales circunstancias me ha sobrevenido como un añadido en la línea de mi vida, como si respondiera a una voluntad externa de algo o alguien que lo añade o regala. Un acontecimiento que poco o mucho provoca un cambio en mi vida -para bien o para mal- que no tenía previsto ni formaba parte de mis deseos o aspiraciones y que súbitamente añade tristeza o alegría en mi trayecto vital. Por supuesto no falta quien incorpora al hecho, la creencia de que se trata de un premio o un castigo.

Pero quizás aún es mas propio de nuestra naturaleza, la necesidad y el deseo de controlar el azar y tratar de procurarnos -a veces compulsivamente- la suerte que deseamos y para ello, utilizamos instrumentos conocidos como amuletos, hacemos rituales mágicos y palabras de poder (mantras) con las que pretendemos invocar y conjurar a lo que creemos que se contiene en el misterio.
Pero ¿existe el azar o, simplemente, se trata de un conjunto de variables que desconocemos y que conforman la ecuación de lo real? Algunos llaman “karma” a esa ecuación. Yo lo llamo simplemente una posibilidad interesante.
¿Existe el lucky man que se menciona en el video y la canción de Emerson Lake & Palmer?
¿No será la suerte, algo como Dios? Un intento, quizás primitivo, de tratar de darle forma a algo que no la tiene

2 comentarios en “Lucky man o el hombre afortunado”

  1. La suerte suele alcanzar la mayoría de las veces a los que más preparados están y más trabajan.
    Yo, como lo de Dios, más bien, “ni fú ni fá”, tampoco le tengo mucho apego a la suerte. En mi vida cuando la tuve, me costo mucho trabajo conservarla.

    Le gusta a 1 persona

    1. Suscribo lo que dices; pero fíjate que la desgracia también, lo cual demuestra que el factor suerte/desgracia es influenciado por el trabajo y la preparación, pero no es decisivo para tener o no tener. Solo añade variables a la ecuación de posibilidades.

      Me gusta

Tu opinión importa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s