Instagram

Instagram nació siendo muy diferente de lo que es ahora. En su fase inicial, fue concebida como una aplicación para  iPhone, el iPad i el iPod touch; dicho de otro modo para el entorno de la manzana mordida. Y eso fue justo hace poquito mas de diez años (Nace el 6 de Octubre de 2010). Era un entorno absolutamente cerrado. Solo era posible publicar fotografías hechas directamente desde el dispositivo y presentaba unos filtros predeterminados francamente ridículos, pero que para el gran público fueron el primer contacto con una fotografía mas personalizable.
En Abril de 2012, se liberó una versión para Android y eso propulsó un segundo despegue hacia la popularidad que no ha parado de incrementarse desde entonces.
Cuando aún no se había acuñado el término “instagramers” los usuarios presentaban sus fotos arrastrados por oleadas de mimetismo. Primero fue la moda de los traseros en modo sefie mediante el espejo del tocador o de un armario, luego llegó la moda de las pies y su variante de las piernas desnudas. Y así otras mas.
Totalmente invadida por personas sin ninguna pretensión artística y ajenos a la cultura fotográfica, la plataforma empezó a llenarse de las tipicas imágenes frescas y despreocupadas: viajes, comidas, muuuuuucha comida, sonrisas, selfies, muuuuchos selfies.
Empezaron a aparecer fotógrafos aficionados de cierto nivel que ya estaba publicando en otras plataformas fotográficas como Aminus3, Photoblog, Flickr, etc. A medida que los dispositivos lo permitían se podían transportar trabajos hechos con cámaras más serias hasta el mismo teléfono y desde ahí subirlas a las cuentas de Instagram.
A medida que la calidad de los contenidos iba subiendo de nivel, empezaron a verse fotos de figuras profesionales relevantes y luego, casi de forma inmediata surgió un polaridad: los que subían solo lo que obtenían con la cámara del teléfono y los que subían archivos obtenidos con réflex u otros dispositivos no telefónicos. En el grupo de los primeros, se vio muy pronto otra nueva clasificación: los que solo editaban con los filtros predeterminados de Instagram y los que usaban aplicaciones de fotoeditores, como Snapseed
Facebook, compró los derechos de la aplicación y con la nueva propiedad, de la cual creo que sabemos de su voracidad, llegó un Instagram mucho mas comercializado, con videos, anuncio y una publicidad que ya empeiza a ser agobiante. Pero ahí está y ahí estamos. Y yo, con dos cuentas: una especializada en fotografía de acercamiento (alguna vez incluso llega a macro) y otra de temática general. Soy de los que conservan la idea tradicional de publicar solo lo obtenido y editado desde el teléfono.

Un comentario en “Instagram

  1. Me gusta la foto oportuna, la bien conseguida, también el detalle de algo bello, ¿en macron? también, edité algunos álbumes con fotos personales ( de mi hijo, mi madre, mi suegro) más como homenaje a ellos, que para los demás. Todas las fotos de las que tengo algunos álbumes llevan un comentario o texto que añade algo que no aparece en la foto, fecha, circunstancia etc.
    Admiro la trayectoria de los profesionales fotográficos, sean reporteros de guerra, aventureros que me permiten conocer lugares o países, o paisajistas y de una gran sensibilidad humana, como alguien que conoces.
    Y hasta aquí puedo decir o expresar… antes de la publicidad. Jajajaja

    Me gusta

Tu opinión importa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s