Personal

Reducidos

Se mire como se mire. Nos guste más o nos guste menos. Con razones o sin ellas. Fruto de la improvisación o peor aún, fruto de una estrategia oscura. El caso es que estamos siendo víctimas de un proceso reductivo nada amable y totalmente preocupante.
Objetivamente nos están reduciendo a seres cuyo razón de ser ya no es el crecimiento personal, el sano disfrute de las cosas naturales de la vida, las relaciones humanas, la búsqueda del conocimiento, el disfrute de las artes y la cultura… No. Ahora simplemente estamos siendo reducidos a meros números estadísticos, sufridos contribuyentes y poca cosa más. En definitiva ciudadanos que en algunos casos aspiran a no ser un incremento de las cifras de telediario y en otros casos, ni eso; solo simples zombis preocupados de poder apuntarse a algún botellón.
Para que nos vamos a engañar, la solidaridad, el sentido de responsabilidad grupal y una cierta capacidad de sacrificio y sufrimiento para solucionar cosas, está muy lejos de la mentalidad del individuo medio.
Empiezo a preguntarme si un virus puede ser tan potente como para reducirnos tanto. Y creo estar llegando a la conclusión de que no; no puede. El solo, sin duda que no. Necesita de la colaboración de otro virus. Otro virus cuya naturaleza es prácticamente virtual, pero no por ello menos peligrosa: el virus de la estupidez humana. Y para este seguro que no hay vacuna posible.
En definitiva: Reducidos a meros televidentes por horas en la mayoría de los casos, imposibilitados de acudir a bibliotecas, teatros, acontecimientos deportivos, cafeterías o pubs, sin poder pasear por la rambla principal del pueblo vecino, etc. etc. empezaremos a buscar culpables. Dispararemos nuestra ira hacia políticos y autoridades sanitarias y consecuentemente iremos añadiendo polvo al ya enrarecido ambiente social.
Mientras, silenciosa y paulatinamente, otras amenazas se van acercando sin que, con la preocupación presente, nadie les preste atención.

Un virus es una partícula de código genético, ADN o ARN, encapsulada en una vesícula de proteínas. Los virus no se pueden replicar por sí solos. Necesitan infectar células y usar los componentes de la célula huésped para hacer copias de sí mismos. A menudo, el virus daña o mata a la célula huésped en el proceso de multiplicación. Los virus se han encontrado en todos los ecosistemas de la Tierra. Los científicos estiman que sobrepasan a las bacterias en razón de 1 a 10. Puesto que los virus no tienen la misma biología que las bacterias, no pueden ser combatidos con antibióticos. Tan sólo vacunas o medicaciones antivirales pueden eliminar o reducir la severidad de las enfermedades virales, incluyendo SIDA, Covid-19, sarampión y viruela.


2 comentarios en “Reducidos”

  1. Por fin leo a alguien que sabe que un virus no es un ser vivo, y que necesita infectar a una célula viva, para poder replicarse y continuar. Tanto se habla de los virus con esta pandemia y aún hay quienes los consideran seres vivos.
    Estamos perdiendo la perspectiva de hacía quien debemos dirigir nuestra frustración y ,a menudo, ira.
    Un beso, Noxeus, y enhorabuena por tu nuevo blog.

    Le gusta a 1 persona

Tu opinión importa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s